Un buen resumen

Mi colega bloguero Steve Goddard ha publicado un gran resumen de lo que no se está cumpliendo de las previsiones que los partidarios del CAGW (Calentamiento Global Antropogénico Catastrófico, por sus siglas en inglés) nos arrojan a la cara para que nos sintamos culpables de existir y les dejemos todo el pastel y la buena vida a ellos.

En su entrada The Faithful Being Tested (Tentando a los devotos), Steve escribe:

HadCrut reconoce que las temperaturas a lo largo del Siglo XXI ha disminuido, la NASA reconoce que el nivel del mar se ha reducido durante los dos años pasados, NSIDC reconoce que el hielo de más de dos años de edad en el Ártico ha aumentado desde 2008,  Cryosphere Today reconoce que el hielo del Antártico ha aumentado durante los últimos 30 años. Rutgers Global Snow Lab reconoce que la nieve invernal está aumentando. Trenberth no encuentra el calor perdido. La ENSO ha pasado a ser negativa. El nivel de huracanes que llegan a los Estados Unidos es históricamente bajo. El ACE (Energía ciclónica acumulada, Accumulated Cyclone Energy) está a niveles históricamente bajos. El número de tornados muy intensos el los USA está declinando.

La religión del calentamiento global no se puede coger a nada que tenga cara y ojos, así que los sumos sacerdotes intentan convencer a la gente de que, antaño, el mal tiempo no existía.

El problema es que este resumen representa sólo una parte de los camelos que apoyan al CGAC. Otro día os contaré algunos más, os aseguro que los hay divertidos.

Publicado en CGAC | Etiquetado , | Deja un comentario

La turba de Alemania confirma que el palo de hockey es un camelo

Seguro que conoces la historia del palo de hockey en las temperaturas del planeta. Cocinada por un tal Michael Mann, fue el icono del calentamiento global durante años, hasta que un minero retirado, Steve McIntyre, demostró que era un camelo. Que nos habían tomado el pelo, vamos. Pues bien, un trabajo muy reciente ( R. Moschen, N. Kuhl, S. Peters, H. Vos, A. Lucke . 2011. Temperature variability at Dürres Maar, Germany during the Migration Period and at High Medieval Times, inferred from stable carbon isotopes of Sphagnum cellulose) demuestra que del palo de hockey, nada de nada. Que el período templado medieval,  ese que Mann hizo desaparecer,  existió y se ve claramente en las muestras de turba y que las temperaturas a lo largo de 2.000 años fluctúan como, por otra parte, era de esperar. ¡Ah! y el CO2 estaba bajito por aquel entonces. Lo curioso es que hasta a los mismos autores les resulta difícil creer sus propios resultados y tienen que hacer equilibrios semánticos para justificarlos. La Figura 6 del trabajo lo resume todo.

Figura 6. Moschen et al, 2011

Fig. 6. Anomalías estimadas de la temperatura de crecimiento (GST) en Dürres Maar comparadas con la reconstrucción de temperatura en Europa Occidental (Büntgen et al. , 2011) que se basa en series múltiples estandarizadas usando el ancho de anillos de árbol. Las líneas gruesas muestran la media móvil de 60 años. Fuente: http://www.clim-past.net/7/1011/2011/cp-7-1011-2011.pdf

El período entre las líneas rojas señala falta de material para análisis, porque en el Siglo XIX hacía tanto frío que los lugareños extrajeron la turba para calentar sus casas. Pásate por el blog de Pierre o por C3. Allí encontrarás más información y comentarios sobre el tema.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario